domingo, 15 de agosto de 2010

"POR UNA MONEDA"

Hace años un predicador se mudó para otra ciudad. Poco despues, se subio en un autobus para ir al centro de la ciudad.

Al sentarse, descubrió que el chofer le había dado una moneda de más en el vuelto.

Mientras consideraba que hacer, pensó para sí mismo, "Ah, olvídalo, es solo un centavo, ¿Quién se va a preocupar por tan poca cantidad?; de todas formas la compañía de autobús recibe mucho dinero de las tarifas y no la echarán de menos. Acéptalo como un regalo de Dios."

Pero cuando llegó a la parada, se detuvo y pensando de nuevo, decidió darle la moneda al conductor diciéndole: "Tome, usted me dio esta moneda de más".

El conductor, con una sonrisa le respondió, "Sé que eres el nuevo predicador del pueblo.

He pensando regresar a la iglesia y quería ver que haría usted si yo le daba demasiado cambio"; se bajó el predicador sacudido por dentro y dijo: "Oh Dios, por poco vendo a tu Hijo por "una" moneda".

Nuestra forma de actuar en la vida, habla de si somos confiables para los otros o no... Los detalles son tambien importantes.

Una moneda o cien es lo mismo... Es la actitud la que habla de nosotros.

"El que hurtaba, no hurte mas, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga que compartir con el que padece necesidad"

Efesios Cap. 4 Vers. 28

¡¡¡Nuestra vida es el mejor testimonio!!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada